¿QUÉ ES EL DOLOR MIOFASCIAL Y CÓMO ALIVIARLO?


El cuerpo humano está compuesto por múltiples sistemas, los cuales permiten la funcionalidad y el movimiento de este mismo.

 

Existe un sistema llamado músculo-esquelético que como su nombre lo dice está compuesto por los músculos y huesos pertenecientes al cuerpo humano. Sin embargo, para que estos puedan funcionar y trabajar de mejor forma existen otras estructuras que lo complementan como los ligamentos, tendones, cartílago, articulaciones, fascia, entre otras estructuras.

 

Pero, ¿Qué es la fascia? 

 

Según Stedman´s medical dictionary (1998) la fascia es “una vaina de tejido fibrosos que envuelve el cuerpo por debajo de la piel, también rodea los músculos y grupos musculares, separando sus diferentes capas o grupos.”

 

En otras palabras, la fascia es una membrana que cubre a todo el cuerpo humano por debajo de la piel, pero esta membrana es más importante de lo que se piensa, incluso múltiples lesiones y molestias en el cuerpo son a causa de la fascia.

 

Como se mencionó anteriormente la fascia rodea a los músculos y a diferentes grupos musculares, cuando se habla del tejido miofascial se refiere precisamente al estudio de la fascia en conjunto con los músculos.

 

Entonces ¿Qué es el dolor miofascial?

 

Es un dolor de origen músculo-fascial el cual está relacionado con factores biomecánicos de sobrecarga, sobreutilización muscular o incluso por microtraumatismos repetitivos.

 

Para poder diagnosticar este dolor miofascial es importante acudir con un fisioterapeuta el cual realizará una valoración y podrá brindar un tratamiento óptimo.

 

Una vez obtenido el diagnóstico “dolor miofascial”, para poder aliviar este dolor, lo primo es seguir el tratamiento indicado por el fisioterapeuta de forma correcta, el cual se basará en el uso y aplicación de diversas técnicas como terapia manual, agentes físicos, ejercicio terapéutico, estiramientos, entre otros.

 

Es de gran importancia acudir con profesionales de la salud y de esta forma brinden un tratamiento adecuado para así lograr una recuperación completa y funcional.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Hernández, F. (2009). Síndromes miofasciales. ELSEVIER. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1699258X09001508