Tener a un familiar enfermo es una situación que en ocasiones puede ser difícil y aún más cuando está en casa, ya que la mayoría de las veces no se cuenta con el equipo necesario para brindarle la mejor atención a los familiares.

Sin embargo, existen diversas formas de hacer que los cuidadores le brinden la mejor atención y cuidado a los familiares enfermos, incluso estas pueden ayudar a prevenir complicaciones.

Hay 5 recomendaciones, las cuales debes de seguir si tienes un familiar en cama.

1.    Colchón de presión alterna:

Este ayudará a evitar las úlceras por presión, ya que evita que el cuerpo o más en específico "la piel" se mantenga en contacto continuo con una superficie plana. Este colchón cuenta con bombas de aire las cuales se inflan y desinflan en diferentes tiempos permitiendo que la piel tenga mejor irrigación sanguínea.

2.    Compresas de semilla para evitar contacto en salientes óseas:

Las compresas son bolsas de semillas naturales, mismas que se pueden realizar en casa. Estas también servirán para evitar que se formen úlceras por presión, se deben de poner debajo de las zonas del cuerpo que tienen mayor contacto con el colchón. No se deben de calentar, se utilizan a temperatura ambiente.

3.    Higiene personal:

Es fundamental el cuidado de la higiene del familiar en cama, ya que la limpieza personal ayuda a la recuperación de manera correcta de las heridas y previene de infecciones o complicaciones en estas mismas. Para esto existen los baños de esponja que el cuidador lo puede realizar con el paciente sobre el colchón.

4.    Cambios de posición cada dos horas:

Es una técnica altamente recomendada, por medio de ella se evitarán las úlceras por presión y hará que el paciente no se canse de estar todo el tiempo en una misma posición. Consiste en realizar cambios posturales cada 2 horas al enfermo en cama, llevándolo de un lado, boca arriba y posteriormente al lado contrario. Es importante que el cuidador realice estos cambios de posición de la manera correcta y así evitar lastimarse el mismo la espalda.

5.    Movilizaciones pasivas o activas:

El movimiento es fundamental para cualquier persona, es por eso que es importante hacer que la persona en cama no deje de moverse y de este modo se evitará la perdida de masa ósea y muscular. Serán de manera pasiva cuando el familiar en cama no pueda realizar el movimiento por sí solo y se harán de manera activa cuando el paciente esté consiente y puede realizarlo por sí mismo.

Estas son algunas de las recomendaciones que traemos para ti. En conjunto, Médicos, Fisioterapeutas, cuidadores y familiares pueden trabajan en equipo para brindar mayor calidad de vida de los pacientes que se encuentran en cama.