EL ROL DE LA FISIOTERAPIA EN EL AUTISMO


El autismo es un síndrome clínico que incluye alteraciones de la conducta, comunicación verbal y no verbal, así como la interacción social y emocional anómala.

 

Existen señales de alarma las cuales pueden ayudan a detectar de forma temprana al autismo, dentro de ellas podemos encontrar:

 

a) Ausencia de balbuceo, señalamiento o la realización de diferentes gestos antes de los 12 meses de edad.

b) No decir ninguna palabra a los 16 meses de edad.

c) No decir frases compuestas por dos palabras a los 24 meses.

d) Cualquier perdida de lenguaje a cualquier edad.

 

Por medio de estas señales de alarma se puede detectar de forma precoz, lo cual permitirá brindar un tratamiento inmediato.

 

Este trastorno destaca por su sintomatología a nivel del lenguaje y a nivel social, sin embargo, se pueden encontrar otras manifestaciones clínicas relacionadas con la motricidad.

 

¿Cuáles son las afectaciones motoras que se pueden presentar en el autismo?

 

1. Alteraciones en el tono muscular: el 50% de los pacientes presentan hipotonía (tono muscular bajo), lo cual puede causar escoliosis al llegar la pubertad. Aunque también en otros casos con menor frecuencia se observar niños con hipertonía (tono muscular alto) o incluso se puede llegar a existir casos con una combinación de ambas alteraciones.

2. Malas posturas: los pacientes con autismo pueden adoptar ciertas posiciones erróneas que en el futuro pueden crear repercusiones a nivel musculoesquelético.

3. Alteraciones en la marcha: el 19% de los niños con autismo presentan una marcha incorrecta a causa de alteraciones en la pisada.

4. Retraso psicomotor: principalmente en la motricidad fina (colorear, vestirse, escritura, etc.).

 

Cuando un niño autista presenta alguna de estas alteraciones motoras la fisioterapia debe intervenir para brindar un tratamiento y poder mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

 

Es importante resaltar que no todos los niños con autismo son candidatos para la intervención fisioterapéutica, esto dependerá de múltiples factores como es el ambiente en el que se desarrolla el niño, las alteraciones motoras y su tratamiento psicológico.

 

Es por esto que se debe trabajar por medio de un equipo multidisciplinario en el cual participen diferentes profesionales del área de la salud con el fin de brindar un tratamiento completo y adecuado para los pacientes con este trastorno.

 

 

REFERENCIAS:

Cazorla, J. & Cornellá, J. (2014). Las posibilidades de la fisioterapia en el tratamiento multidisciplinar del autismo. España: Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/3666/366634223016.pdf