RODILLA DEL CORREDOR


¿Sabías qué el uso excesivo de la rodilla puede causar una lesión llamada rodilla del corredor?

Así es, los corredores y los ciclistas son un claro ejemplo de personas o deportes que usan de manera excesiva su rodilla, la cual puede presentar esta lesión, también llamada síndrome de la cintilla iliotibial.

Pero, ¿en qué consiste este síndrome?

Es una lesión por fricción de tipo inflamatorio, la cual es generada por el contacto continuo entre la banda iliotibial (tejido que va de glúteos hasta la rodilla) y la región externa e inferior de la rodilla.

Se relaciona con estos deportes debido a las posturas adoptadas durante la actividad, los entrenamientos intensos y realizados inadecuadamente.

Aunque, no solo puede ocurrir en ciclistas y corredores, también se puede presentar por diferentes causas, por ejemplo:

1.    Banda iliotibial corta y tensa.

2.    Talones en varo (talones hacia adentro).

3.    Pies cavos (pie con arco interno prominente).

4.    Debilidad en cuádriceps y en isquiotibiales (músculos del muslo).

5.    Técnica incorrecta de entrenamiento.

6.    Omitir el calentamiento previo a la actividad deportiva.

7.    Entrenamiento excesivo.

Estas provocarán dolor en la parte externa de la rodilla, inflamación, inestabilidad y dificultad para realizar diversas actividades, como subir escaleras.

Dentro del tratamiento para la rodilla del corredor es recomendado acudir al fisioterapeuta y obtener equipo multidisciplinario y así obtener una recuperación eficaz.

El tratamiento tendrá como objetivo disminuir el dolor, la inflamación, reeducar y reintegrar al paciente para que pueda realizar sus actividades de la vida diaria o en caso de ser deportista para que vuelva a sus entrenamientos.

Existen algunas recomendaciones las cuales pueden ayudar a prevenir esta lesión:

-Usar un calzado adecuado para entrenamiento

-Calentar de manera eficaz antes de cada sesión de entrenamiento

-Realizar estiramientos antes y después de la práctica de ejercicio

-Modular la actividad deportiva

-Acudir al fisioterapeuta inmediatamente al presentar los síntomas.

Recuerda que la atención preventiva puede ayudar a evitar lesiones y/o mejorar el pronóstico de la enfermedad.

 

REFERENCIAS

Urrialde, M. González, A. El síndrome iliotibial o rodilla del corredor. Revisión de casos. (2009). https://repositorioinstitucional.ceu.es/bitstream/10637/1534/1/pag127_34.pdf

Pasos, J. Síndrome de la banda iliotibial. (2013). https://www.medigraphic.com/pdfs/orthotips/ot-2017/ot172d.pdf